1. Si nunca se ejercita, comience despacio y de manera progresiva
  2. Si lo ha hecho siga, cuide no golpear el abdomen.
  3. Hágalo en periodos de al menos 10 minutos.
  4. Agregue al menos 2 días a la semana ejercicios de resistencia.
  5. Escuche su cuerpo, pare si es algo fuera de lo normal.
  6. Lo recomendado en el embarazo son ejercicios por al menos 150 minutos a la semana.
  7. Al ejercitarse evitará la diabetes gestacional.
  8. Mejora el estado de ánimo.
  9. Controla la presión arterial.
  10.  Mejora su sueño nocturno.